¡Hola, blog!

¡Hola, gente bonita!

Escribir con la resaca del día de Reyes tiene su riesgo, eh? Más si tenéis en cuenta que mi chiquitín, en cualquier momento, despertará pidiendo teta como si no existiera un mañana (ahora más de una se ha puesto tensa y todo, lo veo)
Siete días después de empezar el año, cumplo con mi primer objetivo'17: Empezar este blog. Sí, en negrita. Que tenga una continuidad, depende de mi estado de ánimo y del tiempo libre entre siestas.

Y, ¿por qué un nuevo blog? Ya tienes uno. Pues porque el "dragón en pañales" terminó siendo mi vía de escape, mi grito en silencio por todos los ataques recibidos en los primeros meses de mi hijo.
En Mamá, a contraluz puede que algún día os haga una entrada personal (o varios días) pero ya de una forma un poco más relajada, más con la distancia con la que ahora se ven las cosas (Ojo, no he cambiado de opinión en NADA)
Este blog pretende ser una luz. Ya me lo han pedido varias mamás, que cuente, que hable de la crianza con apego, de la comprensión (o falta de ella), de la nueva educación... Y como esas mamás  son amigas, a veces, casi hermanas. Pues cómo negarme, cómo ignorar. Creo que, cuántas más seamos, más grande será la tribu 2.0 y quizá, así, cambiemos las cosas.

¿Y qué vais a encontrar aquí?
La realidad. Tal cual. Leí hace poco que la maternidad no era de color de rosa. No, no lo es. Tiene sus luces y sus sombras. Así que hablaremos de eso. De montañas rusas emocionales, del papel de los papás, del papel de la sociedad. De educación. Soy educadora y la cabra siempre tira al monte. Pedagogías, filosofías...
Soy activista, quiero cambiar las cosas. Vamos a rechazar TODO tipo de machismo y vamos a hablar de lo que llevamos pidiendo desde hace mucho tiempo: Permisos DIGNOS de maternidad y paternidad (1 mes no es suficiente, a qué no?)
Respeto. Siempre, siempre y siempre.

Poco a poco, el blog irá tomando forma. Crearé un email de contacto y, si queréis, un rincón de facebook donde charlar (ahora mis amigos de face están temblando... que no!! Que así dejaré de ser monotema)

Nos leemos en 3, 2...


Comentarios

Entradas populares